• Pensament

Las amistades peligrosas

Esta semana en protestante digital aparece una entrevista a Victor Gónzalez, vicepresidente de VOX, este partido nuevo que emerge en el Estado.

De entrada no se puede decir nada malo de entrevistar a un político y preguntarle por sus inquietudes y sus propuestas para, como en nuestro caso, una minoría religiosa.

El titular es genial: “Si apartamos a Dios de la vida pública, entonces entraran otras cosas”. Y si leéis la entrevista veréis que es muy sensible queriendo “vender” esta nueva formación al público evangélico, como acaba de pasar en Brasil.

La entrevista tiene frases para enmarcar en la defensa de nuestro modelo de sociedad: “Nosotros decimos que hay civilizaciones buenas y malas. La nuestra es la buena porque tenemos a alguien como Jesucristo” o “nuestra civilización es mejor”. Es genial! Cuando últimamente se acusa de supremacistas a algunos políticos catalanes… no me parece nada más supremacista que pensar que mi cultura y civilización es la buena.

Algunos aspectos para reflexionar que me deja:

  1. La entrevista quiere llegar al público evangélico. No se olviden sus votantes que España es católica y no protestante, y que hay muchos interesados en que así siga siendo. ¡No se hagan falsas ilusiones!
  2. ¿Qué pasará con el modelo de inmigración que propone VOX cuando se da el caso que las iglesias evangélicas españolas han crecido a base de inmigrantes? Y ¿qué pasará con las propuestas bíblicas que dicen “trata al extranjero como a ti mismo porque tú también fuiste extranjero en Egipto?
  3. No perdamos de vista que la responsabilidad de la iglesia es ejercer un papel de denuncia, profético, y eso choca con las instituciones. Cada vez que el cristianismo se ha echado a las manos de ideales políticos pensando que estos traerían el reino, ha fracasado profundamente. Debemos afectar la política, pero manteniendo la distancia que nos permita ser profetas.
  4. Habrá que hacer una reflexión en algún momento: Vale la pena fiar todo a partidos que luchan contra la llamada “ideología de género” y defienden la familia, a costa de otros valores cristianos como la eliminación de la pobreza o la eliminación de las discriminaciones entre personas.

Me atrevo a decir que este señor cosechará muchos votantes entre los evangélicos españoles. Pero hay que andar con mucho cuidado con las “amistades peligrosas” con las que uno comparte el viaje. Poco se equivoca el refranero español: “Dime con quién andas, y te diré quién eres”

Pr. Josep Bordera